miércoles, 10 de octubre de 2007

No hagas el tunicado, no te absorbas el cerebro

Hace días que quiero comentar un post muy interesante de El blog salmón , recomendable para los que no tenemos ni idea de economía (aunque tratan otros temas como los recursos humanos).


Como decía, es este post del 4 de octubre (cuyo autor es IC) que por falta de tiempo no he podido comentar antes, pero este tiempo extra me ha permitido madurar un poco más lo que iba a decir. Allí se comenta un artículo de Eduard Punset sobre la zona de seguridad, que es cuando nos encontramos seguros y a gusto en un sitio, y su relación con el cerebro y la evolución, según sus palabras:


Cambiar de lugar y de profesión no sólo será muy importante en el mundo multidisciplinar que estamos anticipando, sino que también lo fue en el pasado. Es fascinante descubrir que el cerebro nació, precisamente, para permitir a las larvas de los tunicados encontrar el lugar adecuado donde iban a fijar su residencia en su etapa de adultos. Aquel antecesor de nuestro cerebro les permitió orientarse en el espacio para vivir una vida adulta sin moverse. Una vez instalados en la seguridad del lugar elegido, absorbían su propio cerebro porque ya no lo necesitaban.


Dios mío! Eso lo he vivido yo muchas veces con algún pedazo de imb… persona humana, y nunca he podido encontrar una explicación mejor, hay gente que literalmente se absorbe el cerebro porque ya no lo necesita, algunos lo deben sustituir por otra cosa (una tostadora, un poco de cera de los oídos,...) pero la mayoría dejan un espacio vacío en su cráneo.


Pero vamos a esperar un momento y dejemos hablar al señor Punset, que sigue diciendo cosas muy interesantes:

Mucha gente y, sobre todo, muchos funcionarios se comportan de forma similar a los tunicados. Una vez instalados en la seguridad, se diría que absorben su cerebro y dejan de pensar en otras posibilidades de innovar. Esta actitud es peligrosa para ellos mismos y para el colectivo en el que están insertados.


Punset habla de funcionarios, pero yo pregunto ¿cuantos de vosotros no conocéis a algún tunicado que no sea funcionario? Para mi desgracia, me he encontrado con unos cuantos tunicados a lo largo de mi vida, sobre todo la profesional.


Y ahora es cuando me toca hablar algo de informática, que es el motivo de este blog, así llevo todo esto a mi terreno, que todo este rollo tiene algún fin (creo).


¿Qué clase de persona es un tunicado informático?

Como se explica antes los tunicados absorbían su cerebro cuando alcanzaban la zona de "seguridad o comodidad", a mi personalmente me gusta más de "comodidad" para el caso de la informática.

Un tunicado informático es el que se ha acomodado en su puesto (programador/a, analisto/a, jefecillo/a,...) y absorbe su cerebro porque ya no lo necesita. Ya no necesita conocer los cambios del SP2 de Visual Studio 2012, ni que hay de nuevo en el framework 5.0, no necesita leer blogs (así que no creo que ningún tunicado lea esto), y no se entera de lo que le explican, porque realmente sólo quiere que le digas que lo que él (recordemos que se ha absorbido el cerebro, así que debe tener un manual de DNA en su sitio) propone, no haciendo caso de lo que le digas.

(Jose, Santi y yo mismo conocemos a alguno que cumple con todas a la vez).


¿Y que efectos tienen sobre un grupo que trabaja en un proyecto?

Pues los más devastadores que os podáis imaginar:

  • no escuchan
  • no ayudan en nada
  • siempre le ponen pegas a todas las propuestas (y eso que no escuchan)
  • siempre necesitan tu ayuda cuando estás hasta arriba de trabajo para que le expliques algo que está en cientos de sitios (en internet y en los libros que tiene encima de la mesa)
  • no hace caso de lo que le explicas (porque no escucha)
  • siempre quieren imponer su opinión (ya dije que no escucha, no)
  • consigue que te enfades con él, con el proyecto y con la informática en general
  • consigue que te pongas de mal humor y no te salga nada en todo el día

Y lo peor de todo, consigue que tú también pierdas el interés por el proyecto y por las novedades, porque, si a él no le hace falta a ti tampoco. Y esto es lo peor de todo porque puedes llegar a su nivel y absorber tu propio cerebro.

Vaya no me había dado cuenta de la similitud de los tunicados y los zombis, pero con su propio cerebro como comida.


¿Y como se puede luchar contra ellos?

No se puede, así que lo mejor que se puede hacer es resignarse e intentar evitar que se metan en los proyectos en los que estás trabajando, porque los llevarán a un tremendo y rotundo fracaso (y encima será culpa nuestra, como si lo viera). Lo mejor es hacer ver que estás muy ocupado cuando te venga a preguntar algo (sí, quedas como un borde, pero conservarás el cerebro) y no hacerle mucho caso en las reuniones, siempre parecerá que sabe de que habla, pero nosotros podemos demostrar que tenemos razón.


¿Y si aún no se ha absorbido totalmente el cerebro?

Este caso aún tiene una solución, aunque hay que tener mucha paciencia con ellos. Lo que se tiene que hacer es ayudarle a que se interese por las novedades de las herramientas en las que trabaje. Obligarle a leer artículos y blogs, a ir a conferencias (que es más fácil que leer y hasta un tunicado lo puede hacer), que se una a grupos, en definitiva, darle caña para que espabile.

Es una tarea muy difícil, ellos pueden ser más, pero nosotros somos mucho más valientes.


Así que si te cruzas con un tunicado en tu trabajo, PON TU CEREBRO A SALVO!!!


PD: Otro artículo interesante del Blog Salmón es este, en el que nos hablan de como salir airoso en una entrevista de trabajo en la que nos ponen pegas.

A más de uno nos ha pasado y seguro que a los demás también les pasará, a no ser que seáis unos tunicados.


PD2: vaya ladrillo me ha quedado para comentar un post de otro blog, me parece que tendré que hacer un curso de síntesis y copia/pega de otros blogs.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos y a todas,

Espero no molestar a nadie con este comentario, sólo es dar a conocer una opinion desde del lado oscuro.

Me confieso, ser un tunicado informatico por los siguentes motivos.

- no escucho a vendedores de humo, que no tienen idea de nada.
- no vale la pena ayudar en nada, no te lo agradecen.
- Pongo muchas pegas a las propuestas porque son tan malas que te sacan de quicio
- Por lo general, no necesito la ayuda de alguien que no ha rascado una linea de codigo.
- no hago caso a lo ke me explican, porque tecnologica y funcionalmente
no tiene ni robustez ni coherencia, ni sentido a sus flipadas mentales.
- Ya, no impongo mi opinión para que algunos no aprendan demasiado.
- Consigo enfadar porque me niego a hacer mas horas de las que me corresponden por ley.
- Consigue que te poner de mal humor a mis jefes porque no soy ningun muñeco.
- No gasto coches de 10 kilos, con poder llegar a fin de mes tengo suficiente.

pbousan dijo...

Antes de nada, bienvenido a este blog. Si te apetece, por favor, firma el comentario, así no te tengo que llamar anónimo que suena muy mal (no hace falta que te crees una cuenta, sólo pon tu nombre al final del comentario).

Bueno, ahora al tema, por lo que cuentas parece que en vez de ir al trabajo vas a una trinchera, pero te voy a comentar tus puntos lo mejor que pueda, para que veas que no eres un tunicado, sino que estás rodeado de ellos:

- yo a los vendedores de humo los escucho, pero no les hago caso, y además les demuestro (si puedo) que no tienen razón, que como sólo tienen humo para enseñar, suele ser fácil rebatirles. (Los tunicados suelen vender humo y hablar de cosas que no saben).

- aunque no te lo agradezcan a mi me gusta ayudar. Pero bueno, eso es cosa de cada uno y de la educación de a quien ayudas.

- si las propuestas son malas intento hacer una crítica constructiva, si no consigo nada con eso, intento que me lo demuestren, si es tan mala como parece no habrá por donde cogerla. (Los tunicados suelen hacer propuestas absurdas o que están tan obsoletas como su preparación técnica).

- a veces, suelen ser muy pocas, alguien que no pica código como nosotros tiene un punto de vista diferente que te puede ayudar.

- esto es como el punto de las propuestas. (Los tunicados se suelen inventar cosas para que parezca que saben de que hablan).

- a ver, este no lo pillo, si no impones tu opinión para que algunos no aprendan, me puedes decir cómo salen adelante los proyectos si ellos sólo hacen propuestas absurdas que no van a funcionar nunca, y tú, que puedes tener la solución, pasas de todo y haces lo que alguien dice aunque sepas que está mal. Yo no podría, lo siento.

- me parece que nunca he hecho horas extra, pero eso también es cuestión de cada uno. (Los tunicados hacen las horas que haga falta para quedar bien).

- yo tampoco soy un muñeco, y lo demuestro en las reuniones haciendo propuestas interesantes y críticas constructivas a las de los demás.

- tengo un seat ibiza de hace 10 años, que me costó 3000€, pero que conduce mi padre, yo me muevo en una scooter de 50cc, y feliz de la vida. (A los tunicados les encanta aparentar, pero se suelen quedar con su coche de toda la vida, por si acaso).

Después de este ladrillo, espero que te tomes el post como lo que es, un poco de cachondeo para reírnos de los tunicados, que no es más que una forma de llamar a la gente que no utiliza el cerebro para pensar, sino para tener algo dentro del cráneo. Los tunicados son los que se niegan a aprender, a evolucionar, a arriesgarse porque ya lo tienen todo hecho, con hacer un poco la pelota al jefe y aparentar que saben de algo (aunque no tengan ni idea) ya arreglan el día.

Así que anónimo (pon tu nombre por favor) me parece que están rodeado de tunicados y estás a la defensiva con ellos, ten cuidado y no te conviertas en uno de ellos.